miércoles, 1 de octubre de 2008

LA GARGANTA DEL DIABLO

CAFAYATE es un sitio super-recomendable-de-lo-más. Además de ser el típico pueblo colonial muy cuidado, lo mejor es que parece FALCON CREST, rodeado de bodegas por las que se puede hacer tours de degustación gratuita de los vinos locales, en concreto el TORRONTÉS, que es uno de los mejores blancos que he probado en mi vida y el MALBEC, más conocido en el mundo-mundial.

La excursión en bicicleta comenzó a las 6.30 de la mañana. Nos levantamos para coger el bus que salía a las 5 de la mañana desde Cafayate y que nos dejó a las 6 en la Garganta del Diablo. A esa hora era todavía noche-noche y entre que no se veía ná, que por aquella carretera no pasaba ni el aire, y que un argentino empezó a contar historias de fantasmas, os puedo asegurar y aseguro que en cuanto amaneció salimos escopetados en las bicis. Tan escopetados que alguno se llevó un buen trastazo. Por suerte, no fui yo esta vez.
El recorrido es espectacular, por un desfiladero que va cambiando de color a cada kilómetro. Cada dos o tres kilómetros hay miradores para ver las distintas formaciones rocosas. Merece la pena el esfuerzo tanto del madrugón como del cansancio de recorrer los 49 Kms de regreso. Os dejo alguna foto.

EL OBELISCO


NIDOS DE LOROS

EL SAPO Y LA PRINCESA

LA LLAMA CONTEMPLANDO EL PANORAMA

EL RÍO DE LAS CONCHAS

2 comentarios:

ale dijo...

Estás muy guapa junto al sapo. Ya nos contarás el secreto, o será el clima holandés el que envejece? Asturias patria querida....!!!

Ignatia O'Reilly dijo...

Gracias, guapa... Será que me ves con buenos ojos. De todas formas, los argentinos te suben el ego a todas horas con sus "che,gallega, que relinda que sos..."