domingo, 21 de septiembre de 2008

LA REBELION DE LAS MASAS

El anuncio de un retraso de 5 horas sobre el vuelo previsto para las 00.50 de la madrugada cae como un jarrón de agua fría y es recibido con abucheos por un grupo de cansados pasajeros.

En menos que canta un gallo se ha formado un motín. Hay quien argumenta que nos tienen secuestrados, quien llama idiota a la pobre infeliz de turno que le ha tocado dar la cara en nombre de la compañía, quien plantea una protesta en toda regla recurriendo a la cacerolada...

Llega la Benemérita-Todo-Por-La-Patria a poner orden: "Se callen, coño". El guardia civil acaba discutiendo con todos y ante el temor a un linchamiento, sale corriendo como alma que lleva el diablo.

Toma protagonismo la leguleya que reclama agua, mantas, pañales??? y medicinas??? para todos mientras una colección de cinco pasajeras "Tutankamon" aparcadas en sus sillas de ruedas contemplan con indiferencia la escena. Una histérica que no deja de insultar a todo hijo de vecino y se enfrenta a la policía acaba brevemente esposada.

Se presenta otro infeliz de la compañía con un taco de hojas de reclamaciones. Ante la avalancha ¿¿¿humana??? que pide a voces explicaciones mientras graban la escena con teléfonos móviles y cámaras como si fuera un documental de la 2, el pobre muchacho cae al suelo con una lipotimia. Por un momento cesan los gritos mientras los equipos de emergencia realizan su labor.

Vuelve la Guardia Civil con refuerzos. Solamente faltan tanques antimisiles y lanzagranadas. Debo añadir, en honor a la verdad, que la horda furiosa está compuesta únicamente por argentinos. Los españoles, por una vez y sin que siente precedente, junto con el resto de guiris, contemplamos atónitos la surrealista escena más propia de una peli de Almodovar.

Los pobres niños lloran y a mí me dan ganas de imitarlos, pero mantengo el tipo...

A eso de las 6 de la mañana subimos al avión. Va lleno. Lleno? Sí. Completo. Uy, no. Sobra un asiento justo a mi lado. Mira qué casualidad. Un viajero que ha facturado y no se ha presentado. Hay que buscar su maleta, así que otra hora de espera dentro del avión. Eso sí, yo viajo más cómoda y hasta puedo estirar las piernas, que no la pata.

Consejo de navegantes: No viajéis con Air Europa. Tras Air Uganda y Burundi Wings, son LO PEORRRRRR!!

1 comentario:

Vintage&Chic dijo...

Oye, ¿no estarían rodando "Este vuelo es una ruina"???. En fin, lo mejor es que ya llegaste. Ahora a sacar 1000 fotos para darnos aún más envidia a la vuelta...