lunes, 15 de septiembre de 2008

CONTRAESPIONAJE





Ya os he dicho que mi barrio es muy FRIKI. Hay personajes como EL MIRÓN que se acomodan en su puesto de observación desde la mañana hasta la noche y mantienen un detallado registro de las actividades del vecindario.

Ayer, tras la lectura minuciosa del Manual de Contraespionaje para Afectados por Manías Persecutorias, conseguí hacerle un par de fotos a través del espejo retrovisor de mi coche...

Ja, ja, ja (risa psicopática). Temblad, Mirones del Mundo....

3 comentarios:

ale dijo...

Juraría que ayer había dejado un comentario aquí, pero no está. Aprovecho pa'saludar y decirte que no te habrás reído ni nada en esa operación: agente 007, sacando la gancheto cámara... Lo positivo que nadie os robará hombre ya!

Ignatia O'Reilly dijo...

Lo que me roban es la intimidad, pero imagino que tú ya estarás acostumbrada con esos ventanales sin cortinas que se gastan en Jolanda...

ale dijo...

Pero qué es eso de la intimidá? Mire usté señorita, desde que una es madre de familia y ha pasado el agravio de estar abierta de piernas delante de desconocidos y cagándose en tó lo que se menea, ya no hay intimidá que valga.

Beso.