domingo, 25 de mayo de 2008

LA PLEGARIA DEL ANGEL

Padre Nuestro celestial:

Líbrame de este animal.

Esta gaviota malvada,

quiere hacerme una putada.

Líbrame, Todopoderoso,

de este humillante acoso

que mi aura inmaculada

va a dejar toda manchada.

Protégeme de todo mal

y de excremento animal

No permitas, oh Señor,

que mancille así mi honor

Y con mano firme y dura

aleja a esta criatura.





No hay comentarios: